El 2016 promete ser un año fecundo para la inversión inmobiliaria. Te presentamos los 8 hábitos que debes tener para invertir con éxito en este año:

    1. Ve tu inversión como un negocio

Como inversionista inmobiliario es primordial que trates tu inversión como si fuera un negocio, esto con la intención de establecer y alcanzar metas a largo y corto plazo. Un modelo de negocios para tu inversión te permite identificar objetivos y determinar un plan de acción viable para su consecución. De igual modo, un modelo de negocios te permitirá tener un panorama más claro y contundente de tus metas y objetivos, lo cual te ayudará a mantenerte enfocado en lo fundamental y no en los pequeños contratiempos que pudieran surgir. La inversión inmobiliaria puede ser demandante y complicada, contar con un plan sólido nos ayudará a no perder el rumbo y cumplir con nuestros objetivos.

     2. Conoce tu mercado

Los mejores inversionistas inmobiliarios cuentan con un profundo conocimiento de su mercado. Entre más conozcas y comprendas un mercado particular, estarás mejor calificado y preparado para tomar decisiones efectivas de negocio. No basta con leer los números, tenemos que entender la dinámica de la sociedad y predecir el curso que seguirá. Los inversionistas inmobiliarios debemos tener una vena de sociólogos y, también, de clarividentes. Estar al tanto de las tendencias, incluyendo los hábitos de consumo, las tasas hipotecarias y de desempleo, la dinámica demográfica -por mencionar algunos-, nos ayudará a tener un conocimiento y una intuición más aguda del territorio que pisamos y planear a futuro.

De igual modo, familiarizarnos con el mercado específico al que nos estamos dirigiendo nos permitirá predecir qué tendencias van a cambiar y desde ahí abrirnos una ventana de oportunidad ideal para invertir.

    3. Mantén altos estándares éticos

A diferencia de los agentes inmobiliarios, los inversionistas inmobiliarios no solemos estar sujetos a un código de ética particular o a un decálogo de reglas y estándares, solo con que nuestras prácticas de negocio se alineen a las estipulaciones de la ley es suficiente para seguir en el ramo. Si bien nos sería fácil aprovecharnos de esta posición y tomar ventaja, los inversionistas inmobiliarios realmente exitosos -especialmente aquellos que han recorrido un largo camino en la industria- mantienen altos estándares éticos a lo largo de su carrera.

Debido a que la inversión inmobiliaria involucra trabajar activamente con personas, nuestra reputación como inversionistas es una parte crucial de nuestro éxito. Conducir nuestras prácticas de negocio de manera responsable y ética, en lugar de tener una mentalidad oportunista nos abrirá camino al éxito y nos garantizará una carrera fructífera en las inversiones inmobiliarias.

    4. Desarrolla un nicho y un enfoque

Debido a que hay muchas vías para invertir en desarrollo inmobiliario, es importante que desarrollemos un enfoque particular para lograr tener un amplio conocimiento y comprensión del tipo de inversión que queremos realizar. Esto implica aprender escrupulosamente sobre el tipo de inversión que queremos seguir y sentirnos expertos y autoridades en el tema. Tomar el tiempo necesario para desarrollar este conocimiento es integral e imperativo para tener éxito a largo plazo en el campo de la inversión inmobiliaria.

Una vez que dominemos un mercado particular, transitar hacia otras área será más sencillo y efectivo.

    5. Mantente educado

Como en cualquier otro negocio, es imperativo mantenernos al corriente sobre las leyes, regulaciones, terminología y tendencias que forman la base de la inversión inmobiliaria. Si bien esto implica trabajo adicional -prácticamente es regresar a ser estudiantes- es una inversión de tiempo necesaria para garantizarnos un lugar en el futuro. Los inversionistas que se quedan atrás y que se desactualizan no solo pierden grandes ventanas de oportunidad para sus negocios, sino que se ponen en riesgo de enfrentar repercusiones legales. Y, como todos sabemos, en cuestión de leyes la ignorancia no es excusa.

Los inversionistas inmobiliarios exitosos toman su tiempo y se esfuerzan por mantenerse educados e informados, adaptando sus prácticas a cualquier cambio en la regulación o en las tendencias económicas.

    6. Entiende y conoce tus riesgos

Aquellos que pretenden invertir en futuros mercados pueden sentirse abrumados por la miríada de advertencias referentes a los riesgos inherentes involucrados con la inversión. Múltiples agencias advierten a los participantes en mercados potenciales de los riesgos de pérdida de capital. Si no conocemos los riesgos de nuestra inversión podemos perder grandes cantidades de dinero. Los inversionistas inmobiliarios prudentes entienden los riesgos asociados con la inversión y el negocio -no solamente en términos de oferta inmobiliaria, sino en las implicaciones legales que traen consigo-,  y modifican sus estrategias con la finalidad de minimizar los riesgos.

    7. Invierte en un contador con buena reputación

Los impuestos representan una parte significativa de los gastos anuales de un inversionista inmobiliario. Entender y estar al corriente de los pagos de impuestos puede ser complicado y tomarnos largas horas de trabajo que pudiéramos estar aprovechando en cosas con más jerarquía. Los inversionistas astutos suelen contratar los servicios de un contador calificado y con buena reputación para delegar y adjudicar el control de sus libros de negocios. Y, aunque pudiera parecer un gasto prescindible, los costos asociados con un contador pueden incluso ser insignificantes en comparación con los ahorros que pudiera aportar a la empresa.

    8. Crea una red

Sin importar tu nivel de experiencia o años en el ramo, contar con una red de asociados puede ofrecerte nuevas oportunidades y una fuente de apoyo importante para decisiones o nuevos retos. Esta red puede componerse de mentores expertos, socios, clientes u organizaciones sin ánimo de lucro interesados en el ramo inmobiliario. Formar una red nos permitirá crecer como inversionistas al estar motivándonos a perseguir nuevas oportunidades y retos, y al apoyarnos mutuamente con conocimiento compartido y con consejos provenientes de distintas mentes y experiencias.

Debido a que gran parte del conocimiento y la pericia para invertir en inmuebles se encuentra enraizado en la experiencia y no tanto en la teoría, crear una red será de gran ayuda para vincularnos con personas que ya tengan experiencia y que puedan compartir su conocimiento y consejos con nosotros

A pesar de la abundancia de anuncios, libros y personas que aseguran que la inversión inmobiliaria  es una manera fácil de llegar al éxito y generar dinero, esta, en realidad, es una labor que requiere de un alto grado de maestría, planeación y concentración. Aunado a esto, debido a que la inversión inmobiliaria gira en torno a las personas, los inversionistas deben procurar mantener una reputación íntegra y conducirse de manera ética. Los beneficios de insertarnos en este ramo son evidentes, pero si queremos jugar bajo estas ligas a largo plazo debemos de convertirnos en jugadores serios, comprometidos e instruidos.

Independientemente del enfoque y del tipo de inversión que deseas perseguir, estos 8 hábitos son un fundamento esencial para construir una carrera exitosa a largo plazo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *