A la hora de invertir en una vivienda, con frecuencia el comprador se enfrenta a la duda de si debe comprar una casa o un departamento. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas. Las casas, por un lado, disponen de espacios amplios, perfectos para hacer una vida en familia. Los departamentos, en tanto, tienen la ventaja de que generalmente son más seguros, cuentan con amenidades y, generalmente, forman parte de proyectos inmobiliarios cercanos a comercio, servicios y áreas de trabajo.  Te presentamos algunas ventajas de invertir en un departamento.

  1.  Estabilidad
    Un departamento es una inversión estable, tendrás tu dinero en un espacio tangible y dentro de un mercado que está en crecimiento constante.  Es relativamente fácil calcular cuál será la plusvalía de tu departamento en unos años y descubrir si será una buena inversión.
  2. Poco riesgo
    La casi nula volatidad disminuye casi en su totalidad cualquier tipo de riesgo, de este modo el departamento adquirirá cada vez una mayor plusvalía.
  3. Intereses bajos
    En caso de financiar con crédito hipotecario, los intereses a pagar se descuentan de la base imponible del impuesto global complementario y el monto a descontar depende de la escala de ingresos que tenga el contribuyente.
  4. DFL2
    Puedes aprovechar los beneficios DFL2 porque la renta por el arriendo no se considera para el cálculo del impuesto global complementario. Este beneficio se aplica hasta en dos viviendas por persona, en caso de que quieras obtener más de una.
  5. Alternativas
    El proyecto de renovación urbana que se ha dado en los últimos años, orilló a los proyectos inmobiliarios a ofrecer una serie de alternativas e incentivos. De este modo, los edificios departamentales se han convertido en una opción bastante cómoda, porque ofrecen muchas ventajas que facilitan la vida en la ciudad.
  6. Incrementa el precio
    Con la eliminación del IVA una vez que tu departamento está pagado, el precio se incrementa y podrás vender la propiedad con una mayor tasación.
  7. Demanda
    Existe una demanda muy alta de arriendos. Además, se infiere que hay una ventaja competitiva en el mercado respecto a los precios de arrendo de departamentos versus casas.
  8. Seguridad
    La adquisición de un departamento es una manera de ofrecerle seguridad a toda la familia. En términos de estancia y de herencia; la mayoría de los créditos hipotecarios cuentan con un seguro de desgravamen.
  9. Familias pequeñas
    Con la disminución de la tasa de natalidad, el promedio de número de integrantes por familia es cada vez más pequeño, por lo tanto, no se necesita invertir en un espacio amplio, pues es mucho más rentable y tiene menos probabilidades de vacancia un departamento. Además, los departamentos ofrecen muchas amenidades para disfrutar el tiempo en familia.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *