1. Barcelona Chair
Aunque se ve fresca y moderna el día de hoy, esta silla fue diseñada en 1929 por Ludwing Mies van der Rohe y Lilly Reich. A pesar de que la pareja era alemana, la silla se llama Barcelona porque fue exhibida por primera vez en la Exposición Internacional de Barcelona en 1929.
Desde entonces se ha convertido en un icono, y todavía se fabrican a día de hoy.


2. Chemex Coffee Pot
¿Amas el café y el diseño moderno? Necesitas una Chemex. Tiene forma de un elegante reloj de arena inspirado en una matraz científica, y está vestido con un collar de madera para que se pueda agarrar mientras está caliente. La icónica cafetera fue creada en 1941 por Peter Sclumcohm. Es una cafetera manual y tiene filtros especiales que producen una taza de café sin amargura.


3. Florence Knoll Sofa
Aunque se consideraba a sí misma como una diseñadora de interiores, durante el transcurso de su carrera, Florence Knoll diseñó incontables piezas de mobiliario cuando no encontraba algo que la gustara. Este sofá, es parte de su colección lounge de 1954, que encarna los sentimientos de diseño de mediados de siglo con sus líneas limpias y sus formas nítidas.
4. Arco Lamp
Originalmente, la diseñaron len 1962 los hermanos italianos Achille y Pier Giacomo Castiglioni. La lámpara buscaba iluminar un área específica sin necesariamente alumbrar el resto de los componentes del cuarto.

5. Butterfly Chair
Seguro que has escuchado de la buttlerfly chair, pero, debido a su uso en los dormitorios de la universidad, seguro no piensas en ella como un icono del diseño. El diseño original, fue modelado en 1938 por Jorge Ferrari Hardoy y en 1947, Knoll comenzó a manufacturar el diseño, extendiéndolo a un mercado más grande.

url.jpg

6. España Bunching Chest
Diseñado en 1950 por Dorothy Draper, el icónico y ecléctico diseñador de interiores americano. El España, con su decoración de bordes dorados es la perfecta descripción de elegancia para cualquier era.



7. Saarinen Tulip Table
Sofisticada. Atemporal. Se presentó por primera vez en 1958, por Eero Saarinen, como parte de su colección Pedestal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *