El arte mexicano se caracteriza por su colorido, su alegría y belleza, pero también por su flexibilidad para mutar y navegar entre diversos estilos, mostrarse con un rostro moderno, minimalista, industrial, rústico, funcional, campirano o colonial. Sus amplias raíces van desde la estética prehispánica y vernácula hasta la sofisticación de los materiales crudos y desnudos, los brillantes coloridos de Barragán, el elegante funcionalismo de O´Gorman o las sofisticadas estructuras de los jóvenes arquitectos y diseñadores de nuestro tiempo.

Cuando alguien nos recomienda decorar al estilo mexicano es común imaginarnos una serie de muebles rústicos, texturas gruesas y ásperas, remaches, hierro fundido y azulejos de colores vivos, y si no gustamos de esa estética, simplemente nos negamos a la posibilidad de descubrir un sinfín de alternativas, formas y estilos para decorar y diseñar los interiores de nuestro departamento.

En Huz te compartimos múltiples alternativas alegres, coloridas y frescas, modernas, sofisticadas y desenfadadas, ideales para decorar tu espacio personal.

Integra color desde la entrada

Integra color en los muebles es un detalle característico del estilo mexicano; puedes combinar muebles de corte moderno con formas de carácter colonial e incluir arte vernáculo como pinturas o litografías de ángeles, sirenas o naturalismo colorido.

Los azulejos son básicos

Incluye azulejos de coloridos diseños y alegoría mexicana como las piezas que muestran rostros de Frida Kahlo, soles y algunos diseños con características regionales. Para hacerlo no es necesario instalar una cocina de corte rústico, al contrario, un estilo minimalista puede poseer un toque ecléctico, mexicano y muy moderno.

El sanitario también es un buen sitio en el que puedes colocar azulejos para darle un toque mexicano a tu hogar. Puedes elegir un diseño específico o hacer una combinación de diferentes tipos que vayan sobre una misma línea de imagen o color.

Materiales desnudos y acabados deliciosos

Texturiza con materiales desnudos, yeso puro apenas floteado o con acabado craquelado para darle un toque de antigüedad al lugar; utiliza tonos marrones muy tenues y destellos en rosa o durazno. También puedes incluir algún ornamento como un florero de color vivo, azulejos en el piso o muebles de acabado rústico. Esta combinación es ideal para un espacio pequeño como un baño o un vestíbulo.

Moderniza tu sala con un toque campirano

Incluye en un espacio amplio y bien iluminado algún color característico de las haciendas como amarillo o azul, muebles en colores barro y marrón, detalles en  madera; algo de herrería y decoración austera le darán a tu estancia un toque muy mexicano y a la vez cómodo y moderno, pero no olvides poner detalles actuales como sillas individuales, arte en las paredes, lámparas o textiles.

O con un toque industrial

Toma del estilo mexicano lo mejor: rústico, colonial, contemporáneo o industrial, haz de tu espacio un sitio cómodo, cálido y con sabor a México.

¿Listo para convertir tu hogar en una auténtico obra de arte mexicano? Descubre Huz y conoce cómo es la vida con estilo.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *