La llegada de un perrito o un gatito puede crear toda una revolución en tu hogar, por lo que es importante organizarte para que la situación no se te escape de las manos. Si has decidido traer uno a casa, aquí te damos unos cuantos consejos para evitar que tu vivienda se convierta pronto en un caos.

 

El tamaño sí importa

Antes de traer una mascota a la casa, haz una evaluación de tu entorno inmediato. ¿Tengo realmente espacio para él? ¿Dónde voy a colocar su cama? ¿Va a poder desplazarse cómodamente? Considera también las características de la raza del animalito que pretendes traer consultando por Internet o con el veterinario.

perros

 

Su cama o tu sillón

Así como tú cuentas con una habitación, el animalito también requiere un sitio en donde sepa que puede refugiarse y estar ahí la mayor parte del tiempo. Acostúmbralo a un rincón de la casa que pueda considerar suyo. Instala ahí su cama o su pequeña casa.

camita

 

Cada cosa en su lugar

Lo mejor para evitar que sus juguetes, correas, cepillos y demás estén desperdigados por todos lados, lo ideal es contar con una repisa, caja o armario pequeño en donde puedas colocar todos sus accesorios. Lo mismo para sus latas y bolsas de comida. La idea es que las cosas de los animales y de sus dueños no se mezclen.

 

De igual forma, su plato de agua y comida debe también estar instalado en un sólo sitio para que no hayan luego restos de alimentos por toda la casa. El rincón donde hace sus necesidades fisiológicas tiene que estar, en la medida de lo posible, en el sitio más abierto de la casa (o al menos junto a una ventana), para evitar los malos olores. No obstante, ahora la tecnología nos ayuda más en ello, ya que existen pads especiales para perros y arenas desodorizadas para gatos que los previenen.

juguete

 

 

Sobre tus adornos, muebles y pisos

No obstante, lo más probable es que tu mascota, como nuevo integrante de tu hogar, pase buena parte del tiempo contigo y los tuyos en casa, siendo por ello importante que elijas muebles resistentes, fáciles de limpiar y funcionales.

 

Sin embargo, es frecuente, en el caso de los gatos, que se les dé por rasgar los sillones y cortinas. Si es tu caso, te será muy útil comprar los postes con soga que venden en las tiendas de mascotas para que se afilen ahí las uñas, evitando con ello que lo hagan en tus muebles.

 

Otra alternativa para evitar que tu mascota rasguñe o ensucie tus muebles, es usar forros para los sillones (slip covers), los cuales no sólo están muy de moda al ayudar a cambiar el look de la habitación en unos segundos, si no que también se lavan fácilmente.

mueblegatos

 

 

Espacios para jugar

En el caso de los perros, lo más común es sacarlos a dar una vuelta al parque, lo cual es bueno porque así descargas su energía en un espacio abierto y evitas que corra por toda tu casa pudiendo dañarse o causar involuntarios destrozos. En el caso de los gatos, una vez castrados, no acostumbran salir mucho y más bien prefieren pasar un rato tranquilo echados en algún rincón al interior de la casa.

paseando_mi_perro

 

 

Con confianza

Por último, cuando el perro o gato vaya creciendo y esté cada vez mejor adiestrado, podemos hacer que vaya actuando con mayor independencia de nosotros. Esto puede lograrse, por ejemplo, instalando una puerta especial para él para cuando desee salir a hacer sus necesidades (eso sí, antes de adquirirla, asegúrate que realmente sea del ancho y largo final del animal).

 

En Huz tu mejor amigo será nuestro mejor amigo. Conoce el único hogar en Puebla en el que bienestar, vanguardia y diseño no está peleadas con nuestros mejores amigos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *