A todos nos encantaría trabajar desde casa – aunque sea algunos días. Y dicen que pensarlo es el primer paso para que suceda, así que dedica un poco de tiempo a crear tu espacio de trabajo ideal en Huz, donde te sientas inspirado, que te invite a trabajar productivamente y sin distracciones.

Ya sea que lo estés imaginando, construyendo o dándole los toques finales, saca el mejor partido de tu home office para no procrastinar con estos nueve indispensables tips.

 

piano

 

Crea la atmósfera

Seguramente has leído muchos artículos sobre ‘crear espacios y atmósferas’. Nos gusta hablar de esto porque creemos en crear atmósferas más que espacios: entrar en el mood de un espacio que nos lleve al lugar adecuado, que nos dé la sensación de un espacio único y personalizado que podemos disfrutar y donde llevamos nuestro lado creativo al máximo.

 

  1. Dale play

No apagues tu playlist – un poco de ruido te sienta bien. Tu desempeño y el procesamiento de la información en tu cerebro puede mejorarse si encuentras el punto clave de sonido ambiental (70 dB) – el equivalente a una conversación tranquila o alguien tocando el piano. Hay quienes les gusta dejar la tv prendida a un nivel bajo, también funciona si te ayuda verdaderamente a concentrarte.

 

  1. Baja la luz

Existen dos flujos de trabajo – el creativo y el productivo. Para la creatividad, está comprobado que bajar un poco la intensidad de la luz te ayuda a concentrarte y mejorar tu desempeño. Una lámpara con dimmer – donde puedas regular la intensidad de la luz, es ideal para esta área. Cuando sea hora de producir – ya sea en la computadora, escribir o hacer tareas manuales, sube la intensidad para que no se canse tu vista y puedas durar más tiempo en esta fase productiva.

 

  1. La temperatura ideal

No solo es más cómodo sino también más eficiente. Esa idea de estar envueltos en una cobija bebiendo café es bonita – pero no vas a llegar muy lejos en el trabajo que tienes que hacer. Mejor mantén una temperatura agradable en tu home office: entre 20-25 ºC es lo ideal para una sensación agradable. Es el punto perfecto – cuando ya piensas en “tengo frío” o “tengo calor”, es ese pensamiento lo que ocupa tu cerebro y no lo que según tú estás trabajando.

 

verdeboni

 

Un poco de psicología del color

Una buena terapia de diseño a nuestro espacio no le hace mal a nadie – y dicen que los más creativos estamos un poco locos de todos modos. Dependiendo de lo que quieras lograr con tu espacio, te puede ayudar a ser más creativo, más exacto o mejorar tus ventas: escoger el color ideal va a mejorar sutilmente la forma en que trabajas de ahora en adelante.

 

  1. Azul

Trabajar aislado lejos del contacto humano que regularmente tienes en una oficina puede ser estresante, pues sientes más responsabilidad estando solo. Inyecta un poco de azul en tu oficina para un efecto calmante que te ayude a balancear tu estado mental.

El azul tiene un efecto calmante porque lo asociamos con el cielo y el mar, además de ayudarte a aumentar tu creatividad.

 

  1. Amarillo

Tener confianza es una parte esencial para triunfar como freelance – así que no te enojes, mejor ponte amarillo. Dale a tu home office toques de color en tonos de amarillo para mejorar la atención a los detalles de tu trabajo y a mejorar tu memoria.

 

  1. Verde

Cuando te sientas bloqueado, elige verde. Este color le dará un impulso a tu creatividad y si lo mezclas con el azul (por ejemplo en tonos aqua o por separado) encontrarás la combinación ideal. Aún cuando  las cosas vayan mal, este color te ayuda a mantenerte positivo.

 

homeoffice

 

Elige el mobiliario ideal

Deja tus posters de bandas y las fotos cliché de familia en otro lugar – para un espacio más productivo y estimulante, toma estos tips comprobados científicamente a la hora de elegir el mobiliario y accesorios.

 

  1. Muestra tus curvas

Nada de dietas en la oficina – comienza a apreciar las curvas de tu nuevo espacio. Los muebles con detalles curvos nos dan una sensación positiva: perfecta para sentirnos relajados con confianza y en calma para abordar cualquier proyecto.

 

  1. Quédate con el desorden

Para algunos es caos ordenado, depende de cómo lo veas. No dejes todo súper ordenado, sólo mantenlo bajo control. Está comprobado que sentirnos presionados para mantener un espacio perfecto todo el tiempo se convierte en otra forma de procrastinar: cuando comienzas a pensar “no puedo comenzar a trabajar si no está todo en orden” en realidad te estás limitando.

 

  1. Invierte en algo de vida

Las plantas tienen un efecto positivo  en el trabajo, donde tradicionalmente no incluimos elementos verdes. Rompe las reglas y comienza con una planta pequeña y de bajo mantenimiento si no eres muy hábil para mantener las plantas vivas mucho tiempo. Algunos de los efectos positivos que observarás son: prevenir el cansancio, reducir el estrés, motivar tu atención y purificar el aire contaminado de la oficina. Más oxígeno a tu cerebro, más creatividad para ti.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *